Consejos para tu compresor de aire – Guía de mantenimiento

Consejos para tu compresor de aire – Guía de mantenimiento
Qué te parece el artículo

Ya lo tienes, lo acabas de dejar aparcado en un rincón de tu local y estás más contento que nada, ahora podrás realizar tus trabajos de una forma mucho más sencilla con ese gran compresor de aire que acabas de adquirir, sin embargo, existen ciertas pautas de mantenimiento que deberías tener en cuenta si no quieres ver como poco a poco se va estropeando.

Es muy fácil olvidarse de su estado y mantenimiento, debido porque se trata de una herramienta de trabajo que no requiere de una atención diaria, pues están fabricados de tal forma que no es necesario estar encima de ellos constantemente, lo cual no quiere decir que podamos olvidarlos.

 

Consejos de mantenimiento para prolongar la vida de tu compresor.

 

# El manual. Fundamental leerlo antes, en él se incluyen puntos y consejos esenciales para poder mantener ese modelo en concreto. Muchos tenemos la costumbre de no leer nada hasta que pasa alguna incidencia, incluso algunos se atreven a manipularlo ignorando que de forma involuntaria podrían estar anulando la garantía.

# Drenaje de humedad. El aire comprimido deja humedad, mucha si resides en zonas húmedas. Por esto se hace necesario que prestes mucha atención a este factor, y si el compresor no realiza esta función de forma automática, asegúrate de supervisarla y/o realizarla tú mismo. Tomando las precauciones oportunas.

# Entrada de aire perfecta. Si lo utilizas en zonas muy polvorientas y sucias, asegúrate de que la entrada de aire está completamente limpia, ya que podría ir degradando su poder de compresión por culpa de este factor.

# Todo bien apretado. Piensa que estás ante una máquina con motor, cuyas vibraciones pueden hacer que tornillos y tuercas se vayan aflojando con el paso del tiempo. Asegúrate de que todo está bien apretado.

# Las mangueras. Se trata de las venas de tu compresor, si éstas fallan, tu máquina no será efectiva. Hazles una revisión periódica y en el momento en el que percibas problemas, corrosión o goteos, sustitúyelas por unas nuevas.

# Filtros de aire. Compruébalos frecuentemente para evitar que la acumulación de basura dañe el compresor. Si lo utilizas mucho, asegúrate de que las revisiones no superen intervalos de 5 a 6 meses, sino podrías alargar los plazos. Te recomendamos que los cambies si están sucios, tu máquina lo agradecerá.

# El tanque de combustible y aceite. Si tu compresor necesita combustible, asegúrate de limpiar el tanque cada año. Generalmente se acumula suciedad en su interior que podría estropear el motor. El aceite que precisa el motor debería ser sustituido cada 500-1000 horas de uso, dependiendo del modelo.

 

 

Deja un comentario